La pandemia global por el efecto del Coronavirus ha disparado las ventas de mascarillas antivirus. Las mascarillas homologadas por la OMS deben cumplir ciertas características importantes para que la protección antivirus contra el COVID-19 sea eficiente.

Las mascarillas más buscadas son las quirúrgicas y de protección, dentro de estos tipos tenemos las mascarillas FFP2 y FFP3 desechables o reutilizables que son las que cuentan con las características técnicas para la protección respiratoria contra agentes infecciosos, están diseñadas para la protección de las vías respiratorias al inhalar aire y podemos encontrar modelos con válvula o sin válvula, la diferencia es que las mascarillas con válvula antihumedad son más cómodas para el usuario, estas actúan como filtro antivirus además de evitar el vaho en las gafas de protección.

Otro tipo son las diseñadas para filtrar el aire que exhalamos, llamadas mascarillas quirúrgicas, estas retienen los cuerpos infecciosos que podamos transmitir a otra persona.

Diferencia mascarillas quirúrgicas y de protección FFP2, FFP3:

Mascarillas quirúrgicas: Están diseñadas para filtrar las partículas emitidas por el usuario durante la respiración, impidiendo que lleguen al exterior.

Mascarillas clasificadas FFP2: Mascarillas autofiltrantes con una eficacia de filtración mínimo del 92% de las partículas suspendidas en el aire, protegen contra fluidos tóxicos, polvo, aerosoles y humos.

Mascarillas clasificadas FFP3: Mascarillas autofiltrantes con una eficacia de filtración del 98%, actúa contra agentes tóxico, humo y polvo. Podemos decir que este modelo es el más eficaz en cuanto a masacrillas contra virus se refiere.

Todas son mascarillas homologadas por la OMS para retener partículas de hasta 0,6 micras. Se recomienda el uso de mascarilla FFP2 para riesgo bajo, como puede ser el riesgo del personal sanitario en una habitación al tratar a un paciente sin mascarilla quirúrgica. La mascarilla FFP3 contra agentes infecciosos es la de máxima protección, se recomienda utilizar para la manipulación de pacientes enfermos o recogida de muestras.

Lo que vamos a tener en cuenta para la elección de una mascarilla antivirus es la protección homologada mediante la normativa EN149, que tienen el grado máximo de seguridad en las mascarillas FFP2 y FFp3.

Las recomendaciones de la OMS indican que las mascarillas con válvula de exhalación no se utilicen en ambientes estériles, mientras que las mascarillas autofiltrantes si no se pueden limpiar adecuadamente serán desechadas. Cabe destacar que la elección de Mascarillas FFP2 y FFP3 será valorada por el usuario en medida a la exposición de riesgo y al grado de protección que se quiera asumir.

¿Cada cuánto es recomendable usar mascarillas antivirus Coronavirus?

Cuando esté en contacto con posibles enfermos de Coronavirus o entre en zonas de riesgo es obligatorio llevar mascarilla de protección bien ajustada a la cara.

Si tiene síntomas de Coronavirus, como tos o estornudos recurrentes, utilice como mínimo una mascarilla quirúrgica desechable. En algunas tiendas podemos conseguir mascarillas como en Mercadona.

Las mascarillas antivirus son altamente eficaces si se complementan con gafas de protección herméticas ajustadas al rostro, lavándose bien las manos con gel hidroalcohólico o desinfectante de manos. También pueden utilizarse lámparas desinfectantes UV pensadas para la desinfección de objetos o habitaciones mediante luz y sin dejar rincones.

No hay que olvidar la protección para los niños con mascarillas infantiles a la medida que necesiten, estas se venden en cajas con varias piezas y con material de filtración homologado como los modelos N95, la podemos encontrar fácilmente online en Amazon mascarillas para niños.

¿Cómo poner y quitarse mascarillas protectoras?

COLOCARSE LA MASCARILLA

Antes de entrar a la zona contaminada:

Lavarse las manos adecuadamente con jabón y agua o gel hidroalcohólico.

Comprobar la fecha de caducidad y que la mascarilla no presenta defectos ni en las bandas ni en el material filtrante, clip nasal, etc.

Colocarse la mascarilla protectora. Los elementos de protección se deben colocar en el siguiente orden: bata, gorro, calzas, mascarilla, gafas protectoras y guantes.

Ajustar la mascarilla correctamente al rostro para evitar huecos.

Asegúrese de que no haya elementos que obstaculicen el ajuste de la mascarilla.

En caso de llevar gafas, hay que quitárselas para colocar y ajustar la mascarilla.

QUITARSE LA MASCARILLA

Los elementos de protección se retirarán en el siguiente orden: guantes, gafas protectoras, calzas, gorro, bata (dentro) y mascarilla (fuera de la zona contaminada).

Desechar la mascarilla en el contenedor adecuado colocado para tal fin.

Tras quitarse la mascarilla lavarse las manos con agua y jabón abundante durante al menos 1 minuto o utilice gel hidroalcoholico en la medida que crea necesario.

Consejos para la utilización de mascarillas antivirus:

Las mascarillas faciales son equipos de protección individual (EPI). Su función es proteger de la exposición a contaminantes a través de las vías respiratorias. Su uso debe cumplir un estricto protocolo de seguridad e higiene adecuado al ambiente o circunstancias expuestas, para un uso efectivo frente a agentes aéreos se deben complementar con otros elementos de protección como son batas desechables, gafas protectoras, geles hidroalcoholicos o desinfectantes, guantes de látex, lámparas desinfectantes UV, etc.

La protección de la población frente al virus, no sólo pasa por medidas básicas de prevención a la hora de toser o mantener una buena higiene de manos, una mentalidad solidaria frente a los enfermos o a las personas de riesgo se debe asumir con total responsabilidad.

Llevar mascarilla se va a convertir en la nueva prenda de moda obligatoria entre la sociedad. La pandemia del Coronavirus nos ha obligado a extremar las precauciones ante posibles contagios a través de las vías respiratorias.

El nuevo cambio de paradigma en la sociedad nos llevará a tener más precaución cuando vayamos a sitios públicos, reuniones con amigos, familia, o cualquier acto donde se reúna multitud de personas, por eso las mascarillas desechables que se utilizan para sanitarios de color blanco o verde ya no encajan entre el estilo de moda de la nueva situación global. Para adaptarnos a esta nueva tendencia y mejorar nuestra imagen ante los demás podemos optar por mascarillas personalizadas, que pueden ser de una variedad ilimitada: colores, estampados, dibujos infantiles, algodón, estilizadas, diseños, pequeñas, etc.

 Existen mascarillas de tela, anti-polvo, reutilizables, lavables, unisex, con válvula de exhalación, también antipolvo con filtro de carbón activo usadas en ambientes cargados de suciedad suspendida en el aire. Las máscaras infantiles también tienen sus modelos de dibujos animados para que puedan llevarlas con ánimo.

Donde existe una mayor variedad de mascarillas es en internet, siendo vendedores en Amazon los que mayor variedad ofrecen.